viernes, 6 de agosto de 2010

caminando

Anda por ahí una historia que cuentan, recuentan, y además dicen, anda escrita....en la que Dios nos promete llevar alas si somos buenos y rabo si no.
Pero Dios nos vió impacientes(sobre todo algunos), y quiso darles los sueños para que fueran levantando los pies del suelo.