miércoles, 4 de mayo de 2011

el cuento de las cuatro princesas

Erase una vez un rey que tuvo cuatro hijas, una por año, el rey vio que sus hijas eran hermosas dulces y cariñosas, y además con la dote que cada una llevaría, pensó que cualquier desalmado las malearía, preocupado, mando encerrarlas en la torre del castillo, levanto el puente levadizo y llenó de vacio el foso,
a sus hijas les decía que ellas eran el centro del mundo y que más allá del horizonte donde el cielo paseaba por la tierra no había más. Ellas eran felices, nada conocían, hilaban, bailaban desnudas, y reían, nunca pensaron  que pudiera haber nada trás aquellos atardeceres.
el tiempo pasó, y cuando la pequeña cumplió veinte y nueve, la siguiente treinta, la segunda treinta y uno, y la mayor treinta y dos, el rey pensó que ya estaban preparadas y maduras para salir al mundo.
Ellas no entendian nada del exterior, la mayor conoció a un drogadicto vago, y éste fué quien la desvirgó, la segunda se casó con un mujeriego que la enclaustró en la casa mientras él iba de flor en flor, la tercera trabajó y cada día conocía a un pelele de usar y tirar, la última y más pequeña, la más lista, como en todas las familias, hizo su casa por los simientos, estudió, trabajo y fue haciendo pasito a pasito su camino.
el rey desesperó, se dio cuenta de su equivocación;
y aprendió y supo..que el camino se hace andando, y solo se aprende de los errores, y cuanto más quieres reservar una cosa más se tuerce su destino. 
*lou*

15 comentarios:

Lou dijo...

que dificil es ser princesa

que dificil es ser padres

que dificil es ser

Gaearon dijo...

Me resulta más una fábula que un cuento.
Contada muy bonita, siendo como es una historia que destila tristeza.

Mil besos

Lou dijo...

pues sumo mil abrazos

Mariette dijo...

El cuento empieza justo como el de Cupido y Psique en El asno de oro, Apuleyo.

Lou dijo...

creo que no lo conozco..lo miro y te digo

raúl dijo...

si es que ¿a quién se le ocurre? soltar a las chiquillas al mundo así, sin rodaje, sin calentamiento previo!! primero hay que mezclarse con los niños en el cole, para coger todas las enfermedades, para jugar, para aprender, para aprender a sufrir. mezclarse para mancharse, sin miedo, que luego vas de blanco inmaculado por la vida y todo son lamparones.

Lou dijo...

jajjajjaj..raúuuuul jajaja

La Kiya dijo...

Esto es filosofia de vida; explicar que las piedras hacen tropezar y marcan heridas en las rodillas; consigue que identifique las piedras a la legua, saltando sobre ellas en un futuro.

Que difícil ser padres, que complicado tener un alma rebelde hasta la médula.

Besotes Lou

Lou dijo...

quizá somos de otro planeta??

o es un cuento que me cuento?

Carmela dijo...

Y colorin colorado vive en el mundo donde has de vivir, para poder comer perdices como en todos los cuentos felices.

Jo Loucita eres poli... poli... poliguapa!!!
Besotes

Lou dijo...

b-e-SI-t-o-s...a ver que haces con ellos

miguel dijo...

No por proteger del exterior a los hijos,quiere decir que los quieras más ,pues el no se equivoca no sabe como rectificar y seguir adelante,y si te das cuenta la naturaleza es sabia y la mayoría de los animales les enseñan como buscarse la vida a sus crías para que no dependa de ellos y sepan ser independientes,cosa que los seres humanos somos tan protectores que anulamos la iniciativa, el esfuerzo,pues como las crías se creen que pidiendo siempre lo tendrán todo,cuando la vida es cruel y solo sobreviven los que saben aprender de sus errores y los que no saben ,culpan a los demás o se refugian en las adicciones ,como el alcohol,o más graves como las drogas ,por no echarse la parte de culpa que tienen ellos mismo y así no son capaces de salir de ese pozo y se siente frustrados y echan la culpa a los demás ,a sus padres ,cuando la mayor parte de la culpa la tienen ellos mismos que no son críticos con ellos mismos y por lo tanto no tienen que corregir nada y creen que son los demás los que tienen que cambiar y no ellos.

SERGI dijo...

Para aorender hay que equivocarse, sino la cosa está difícil

Sergio dijo...

Lo cual confirma mi teoría de que las princesas no existen, al menos de más de 10 añitos
:)

ĪRRЄVЄRЄИĈЄ dijo...

"L'expérience est une lanterne
que l'on porte sur le dos
et qui n'éclaire jamais
que le chemin parcouru."
-Confucius-