jueves, 1 de julio de 2010

Rabia

Estaba en la furia de un mar embravecido,
en el estruendo de una tormenta eléctrica,
en el último aliento del moribundo,
la vi en los ojos de un niño consentido,
y en las lagrimas del enamorado abandonado.....
........
y ahora la veo igualmente,
sin duda, sin pausa, carcomiendo..
en mis ojos, reflejados en un espejo ajado.