jueves, 1 de julio de 2010

decrepitud

Las mañanas....en inocencia,
las tardes.....en monotonia,
y las noches....el final.

Una despedida..ininterrumpida,
esperando el desenlace fatal.