viernes, 1 de julio de 2011

enjaulada

Las jaulas de oro no dejan de ser jaulas
Viví en un castillo
dormi entre algodones
y nunca fuí más feliz
que debajo de tu puente

15 comentarios:

Lou dijo...

Viví en un castillo
dormi entre algodones
y nunca fuí más feliz
que debajo de tu puente

SERGI dijo...

enjaulada tú?
jajaja nadie tiene bemoles para eso

Lou dijo...

SERGIIIIII!!! joder que bien me conoces..debes tener poderes sobrenaturales...ya se te echa de menos, vamos a lo que vamos..jejej

Elvis dijo...

Vaya, parece que tenemos los mismos gustos musicales jajaja
Dices bien, no importa como sea la estructura de un hogar, solo importa quien lo habita.
Besos.

Lou dijo...

Entonces me van a gustar tus gustos...

bienvenido señor Elvis

Sweet dijo...

mmmmmmmm....
mmmm.........
Bueno, hablando de lo físico, material y palpable, yo tengo todo un tema con las jaulitas... y no precisamente de oro, jejejeje ;)
Y ahora, el sentido real de tus líneas pues... ya lo dijiste todo.
Muakisssssssss, Lou bella... doble muakissss!!

Carmela dijo...

Mejor sobre el puente....ni debajo te veo.
Un besazo

De cenizas dijo...

Hay puentes que cobijan el alma mejor que los palacios más lujosos. Sobre todo: ¡no tienen puertas!


besos

Anónimo dijo...

Son sólo jaulas, Lou.
Tú ni te acerques a ellas, que eres demasiado bonita para estar dentro de una.

Besitos.

La cafetera de Einstein.

Lou dijo...

No soy mis pensamientos
ellos me engañan,
soy mucho más
de lo que alcanzo a ver
he descubierto
que dejandome sentir
llego más lejos
he descubierto que yo soy mucho más
de lo que nadie puede ver
y que solo yo puedo sentir..

El rey lagarto dijo...

Nunca se sabe donde se puede llegar a alcanzar la felicidad plena, cualquier castillo si esta cerrado no tiene la libertad que surca bajo la brisa y el discurrir del agua bajo un puente...

besets

Imilce dijo...

Las jaulas de oro igual que esas trasparentes. No hace falta verlas.

Gracias por acompañarme amiga, sabía que tú te apuntarías fijo.

Besos reina

miguel dijo...

La verdad es que por muy bonita que sea la jaula no deja de ser una jaula,aunque tenga incrustaciones de diamante no deja de ser una jaula divina de la muerte,pero aveces estamos enjaulados dentro de nuestro cuerpo y nos hace sentir que somos inferiores e infelices y no sabemos como empezar a querernos,y por eso hay que buscar que nos motiva y nos hace sacar todo lo mejor de nosotros mismos,por eso cuando uno mismo se quiere y es capaz de querer y contagiar el amor propio ,no importa el continente sino el contenido.

Alexandre Vaudeville dijo...

Yo tengo preferencias por ciertos estilos musicales e incluso reticencias por otros, pero hay canciones como esta que hacen que me olvide de todos los prejuicios, veredicto: a disfrutar!!!

Hay que huir de las jaulas o al menos que nos dejen volar algo de vez en cuando!

Sergio dijo...

Buenísimo binomito texto-musical. Olé!